More

    Los 7 peores infiernos de las religiones

    El cristianismo no es el único dogma donde existe el infierno, en muchas otras religiones, algunas vigentes, otras olvidadas en la historia, el infierno es una constante.

    Existe también culturas en distintos lugares del mundo cuyas gentes jamás llegaron a conocerse, pensaron exactamente en el mismo concepto y algunos de estos avernos son mucho peores que otros.

    Peores infiernos de las religiones

    Nihilismo

    Nihilismo

    Lo que nos abre las puertas y se queda con el séptimo lugar es el infierno menos insidioso de la lista pero aún así, si has vivido lo suficiente, seguro te has sentido absolutamente horrorizado u horrorizada por él. Y de todos es con el que más te puedes identificar.

    El escritor Iván Turgénev y el filósofo Friedrich Heinrich Jacobi popularizaron una filosofía llamada nihilismo. Para simplificar es la negación de la religión, la política y la sociedad.

    El nihilista no se quiere someter al poder de Dios pero tampoco el poder de ninguna autoridad sea cual sea. Bajo esta filosofía nace un concepto muy interesante, el infierno es la vida, la tierra, el prójimo.

    Y si echas un repaso no solo a la historia sino a la actualidad verás que tiene bastante sentido.

    Zoroastrismo

    Zoroastrismo

    Zarathustra fue un gran poeta que nació en la tierra que hoy conocemos como Irán hace 1300 años antes de Cristo.

    Allí, se fundó una antigua religión llamada solo Zoroastrismo, la cual tiene un infierno interesante.

    Se supone que cuando mueres una mujer te espera en un puente. Ella es la representación de tu vida. Si llevas una existencia noble ella será bella y si por el otro lado llevaste una existencia pecaminosa será fea hasta la deformidad más abyecta.

    Si lo que te toca es esto último, ella te llevará a un lugar sobrenatural llamado la casa de las mentiras. Un sitio del que no hay escape.

    Ahí sentirás hambre y no te quedará más opción que alimentarte de cosas horribles como cadáveres por el resto de la eternidad.

    Naraka

    Naraka

    Quién iba a decir que la filosofía del budismo tiene un infierno. Uno de los más complejos que hay se llama Naraka.

    El naraka está dividido en dos partes: los territorios helados y los territorios ardientes. Individualmente se dividen en ocho partes, cada una peor que la otra. En este lugar puedes helarte hasta que tu piel se rompa y tus órganos se hagan piedra congelada o quemarte con hierro al rojo vivo al punto que tu piel arderá en llamas.

    Puede ser despedazado por armas de combate o someterte al bullying mortal de los demonios

    El lugar más grave del naraka es el avichi, donde los condenados se asan en enormes hornos con gigantescas llamaradas. En él van las personas que cometieron el sacrilegio de atacar en vida a una deidad

    Se supone que a diferencia de otros avernos el naraka no es un lugar a dónde vas eternamente pero sí donde pasas mucho tiempo, millones de años de hecho.

    Infierno del Chamanismo Mongol

    Infierno del Chamanismo Mongol

    El chamanismo mongol es una religión que desaparece lentamente pero fue muy popular en otros tiempos. Este antiguo culto tenía un ser abominable, un demonio que fungía como la autoridad máxima del Erlig Khan el príncipe de las tinieblas.

    El infierno del chamanismo mongol, es un pozo colosal lleno de brea hirviendo. Las reglas son muy claras, si en vida cometiste más pecados que actos de virtud, te arrojan acá.

    Los peores pecadores son hundidos hasta el fondo, el cual es muy profundo y serán hervidos en brea sin posibilidad de perder la conciencia, sin posibilidad de morir.

    A medida que a fuerza de dolor vayan expirando sus pecados, los cuerpos flotarán hasta la superficie en la que por fin podrán ser salvados. El Kasyrgan no es muy imaginativo pero será hervido en brea por los siglos de los siglos sin posibilidad de escapar ni desmayarte.

    Hades

    Hades

    Los devotos de la religión de la antigua Grecia creían en Hades, Dios del inframundo, pero también en un lugar del mismo nombre, El hades o sea el infierno mismo.

    Sin embargo, había un sitio más profundo y mucho peor, el Tártaro, un lugar donde se arrojaba la peor escoria de aquellos tiempos. Aquí obligan a los hombres a matar a sus propios hijos y servirlo en un plato para los dioses.

    En el tártaro se ven a millones de almas gritando, sufriendo, asediados por monstruos. Es un sitio contaminado, horrible y en él existen monstruos prestos a desahogar toda clase de depravaciones contra los condenados.

    En el tártaro nadie te va a ayudar.

    Narak

    Narak

    El hinduismo es una de las religiones más antiguas del mundo y una de las más seguidas.

    Tienen su propio infierno, el segundo más abominable en religión alguna, se llama narak pero ojo no lo confundas con los Narakas budistas. Esto es otra cosa, es un lugar más allá del tiempo y el espacio dividido en 28 partes, cada una es enorme.

    El narak recibe a gente despreciable conforme a sus pecados, ladrones, asesinos, violadores, etcétera, pero no todos van al mismo lugar. Cada parte del narak reserva tormentos inenarrables a la medida del pecado cometido en vida

    Hay uno específicamente dedicado a la diarrea y la coprofagia, ser hundido en excremento por la eternidad, en otros serás devorado por bestias, en otro cocinado vivo. Hay algunos que reservan terribles tormentos psicológicos.

    Los demonios del hinduismo son de los más perversos y sádicos en religión alguna. Las ilustraciones dicen más que mil palabras.

    Infierno Cristiano

    Infierno Cristiano

    La persona que mejor definió al infierno cristiano es Dante Alighieri, un poeta italiano. Su obra la divina comedia escrita en el año 1304 que ya es parte de la literatura universal, es la mejor descripción del infierno cristiano que existe.

    Tiene nueve círculos y como sucede en los avernos de otras mitologías y religiones, cada uno se especializa en atormentar a un distinto tipo de pecador.

    El primer círculo es el limbo, un lugar oscuro y triste donde grandes personalidades como el poeta Homero o incluso Saladino, el gran general musulmán, residen en deprimente armonía.

    Más allá del limbo, las cosas se ponen muy malas. Está el círculo de la lujuria donde los obsesos y los calenturientos de ambos sexos, son castigados por sus traiciones y su estilo de vida morboso. Atrapados en una tormenta violenta y eterna.

    El tercer círculo es para los glotones para aquellos que cayeron en el pecado de la gula, ahí la gente se arrastra desnuda en el fango siendo asediada sin descanso, torturados, revolcándose en inmundicia, mordidos por cerveró, quien les arranca sus extremidades una a una con poderosas mandíbulas.

    El cuarto círculo es para los avariciosos, vagan desnudos, míseros, despojados de toda posesión material, condenados a hacer labores infructíferas y sin sentido por la eternidad, sin recibir más que hambre y tormento a cambio.

    Lo que sigue es para los iracundos hundidos en porquería ardiendo, donde pelean a muerte en un conflicto sin sentido y se hieren y se maltratan por siempre.

    El sexto séptimo y octavo círculo son para los herejes, los tiranos y los fraudulentos en ese orden.

    Finalmente el lugar más profundo de la creación, el sitio más lejano de Dios, el Cocito, el lugar a dónde van los traidores. Es el sitio más frío de la existencia y en el centro mismo de un abominable lago congelado se halla el ángel caído en persona y en sus mandíbulas colosales mastica y masticará por siempre a Judas Iscariote, Casio y a Bruto. Los más abyectos traidores de la historia.

    Por ser un lugar habitado por monstruos, bestias y demonios inenarrables, por asegurar la más horrenda tortura, no sólo física sino también mental y por ser un sitio del que jamás se puede escapar; el infierno cristiano, al menos según el texto universal más famoso al respecto, es por lejos el averno más terrible de mitología, filosofía y religión alguna.

    Publicado por

    Pablo Ramos
    Pablo Ramos
    Fanático de los tops de curiosidades.

    Mas Vistas

    Artículos Relacionados