More

    Los 10 Misterios más grandes y extraños del Universo

    Hasta dónde podemos asegurar que el universo es infinito, por lo cual es sumamente lógico pensar que más allá de nuestra tierra existen cosas sumamente extrañas.

    Y peor aún, muchas veces los científicos se topan con cosas que parecen anular el conocimiento que poseen demostrando que nuestra comprensión sobre el vacío del espacio exterior es realmente muy poca.

    A continuación te mostraremos en esta publicación diez de los misterios más extraños del universo.

    Rugido Espacial

    Rugido Espacial

    Si gritas en el espacio nadie va a escucharte o probablemente sí. Contrario a lo que hemos sabido, el espacio exterior es sumamente ruidoso y los científicos no saben realmente porque.

    En el año 2006 una misión de la Nasa, que originalmente buscaba captar ondas de radio para el estudio de la longevidad de las estrellas, terminó descubriendo una fuerte explosión de ruido. A esto que se le ha llamado orgullo espacial.

    Parece estar compuesto de señales de radio extrañas que rebotan contra toda clase de cosas, sobre todo rocas sólidas. Las teorías sobre qué causa este ruido, van desde la radiación en remolinos de gas o el propio ruido de la actividad de las galaxias.

    Cualquiera que sea el caso, realmente no se tiene una idea certera.

    El Gran Atractor

    El Gran Atractor

    Nuestra vía láctea pertenece al súper cúmulo de laniakea, un conjunto masivo de otras galaxias similares. Sin embargo, algo parece estar atrayendo tanto a la vía láctea como a sus galaxias hermanas al centro de ese gigantesco cúmulo, ubicado a 220 millones de años luz de distancia.

    El Gran Atractor es una incógnita aterradora, esta anomalía gravitatoria fue descubierta en la década de los 70 y aunque en un inicio era casi imposible estudiar debidamente este fenómeno, al paso de las décadas se pudo confirmar que realmente un conjunto de galaxias locales se encuentran siendo arrastradas hacia algo totalmente desconocido.

    Afortunadamente, sea lo que sea esta cosa, no representa ningún riesgo para nuestra existencia, al menos en el futuro cercano.

    Vacíos Gigantes

    vacios gigantes

    La materia regular solo constituye entre el 1 y el 10 por ciento del universo conocido, así que no es cierto, decir que, allá afuera casi todo es un enorme vacío, pero pasa que aparentemente hay vacíos dentro de este vacío.

    Gracias a los llamados puntos fríos, que no son otra cosa que trazados en el mapa cósmico, se ha podido saber que hay enormes zonas del espacio donde no existe absolutamente nada. Y estas zonas varían en tamaño muy considerablemente.

    De hecho, se sabe que nuestra vía láctea existe en un agujero que puede tener entre 1 y 2 mil millones de años luz de diámetro. Es decir, estamos en una zona un tanto despoblada a comparación de otras galaxias.

    ¿Por qué es importante esto?

    Que haya vacíos tan inmensos, pone a prueba el conocimiento general que tenemos sobre cómo debe distribuirse el universo después del big bang y más aún sobre la edad del universo.

    Pues en teoría no debería ser posible que a la fecha ya hubiese zonas con cuerpos tan esparcidos hasta el punto de que no haya nada visible. La existencia de estos parches de nada es bastante confusa.

    Peggy

    Peggy

    Peggy es un pequeño satélite o mejor dicho, luna perteneciente a Saturno, descubierta recién en el año 2013.

    Esto luego de que la misión espacial Cassini de la NASA tomara una fotografía de los anillos de este planeta y se percatara de una perturbación, que inmediatamente sugirió que se había creado una nueva luna en este cuerpo.

    El descubrimiento puede ayudar a descubrir cómo es que Saturno tiene tantas lunas a su alrededor pero también abrió el debate sobre la inestabilidad de estas.

    Desde que la sonda Cassini llegó a su fin en 2017, ha sido imposible obtener más información sobre las lunas de Saturno, y más precisamente sobre el estado actual de Peggy.

    Pudo hacerse más grande o sencillamente desintegrarse, hasta que otra sonda espacial no llegue a nuestro vecino anillado, el destino de este satélite será un enigma.

    Tabby

    Tabby

    A aproximadamente 1500 años luz de distancia, existe una estrella llamada Tabby, la cual además de poseer un apodo sumamente inusual, presenta la particularidad de que por alguna razón no se puede ver el 100% de su luz.

    Alrededor del 20 por ciento de la luz emitida por Tabby, está siendo bloqueada por algo indeterminado. Los científicos tienen algunas ideas, una de las más atrevidas e interesantes es la posible existencia de una esfera de Dyson.

    Una hipotética estructura propuesta por primera vez en los años 60, la cual puede servirle a civilizaciones más avanzadas para obtener energía de alguna estrella. Por supuesto que esta idea un tanto fantasiosa y no es muy aceptada.

    Sin embargo, desde 2013, se sabe que la luz emitida por Tabby va variando frecuentemente. Aún en 2019 han salido artículos tratando de explicar lo que podría estar bloqueando la luz de Tabby. Pero ésta sigue siendo una cuestión sin respuesta.

    Agujeros Negros

    Agujeros Negros

    Luego de que los científicos lograran obtener la primera imagen de un agujero negro, junto con todo el estudio que estos han tenido a lo largo del tiempo, parecía que ya estábamos listos para comprender en su totalidad a estos monstruos cósmicos. Pero fue entonces, cuando se descubrió algo totalmente insólito.

    En 2017 se logró captar a uno de los agujeros negros supermasivos más grandes que existen. Este se habría formado muy recientemente, pues tendría apenas el 5% de la edad actual del universo, lo cual contradecía totalmente los principios sobre la formación de estos.

    La lógica indica que un objeto no podía tener una masa tan densa en tan poco tiempo, por lo cual este agujero negro ponía en jaque toda idea que se tuviera de ellos.

    A su vez, recientemente científicos chinos lograron detectar otro agujero negro supermasivo a tan sólo 13800 millones de años luz de la tierra, con una masa 68 veces más pesada que nuestro sol, algo que simplemente no debería ser posible.

    Demostrando, que justo cuando parece que nos acercamos a conocer el universo este nos golpea con algo nuevo.

    ¿Cuántos planetas tiene el Sistema Solar realmente?

    ¿Cuántos planetas tiene el Sistema Solar realmente?

    Entre ese largo debate de si Plutón debe ser considerado un planeta o no, el conocimiento general nos dicta que nuestro sistema solar está conformado por solo ocho o nueve planetas. No obstante, los nuevos descubrimientos nos indican que estamos equivocados.

    En 2005, el astrónomo Mike Brown del Instituto Tecnológico de California, descubrió un objeto más grande que Plutón ubicado en el cinturón de Kuiper. Algo que desencadenó una revolución científica, degradando al pobre Plutón a la categoría de planeta enano y que desde entonces dejara de considerarse dentro

    del sistema solar.

    Lo cierto es que, existen cuerpos mucho más grandes fuera del rango de la órbita de Plutón, e incluso en 2016 se descubrió un planeta con un tamaño aproximado al de Neptuno.

    Pero ocurre un problema estos cuerpos, incluido ese planeta super masivo, están más allá de nuestro rango de visión y comprobar o refutar su existencia es una tarea que aún a la fecha se lleva a cabo.

    Esto ha abierto la siguiente pregunta ¿cuán grande es realmente nuestro sistema solar? y ¿cuántos objetos pueden existir, de los cuales ni siquiera nos hemos percatado todavía?.

    ¿Cómo se desarrollan los sistemas solares?

    ¿Cómo se desarrollan los sistemas solares?

    Durante años, la idea de cómo se había desarrollado nuestro sistema solar era clara. Planetas rocosos como Mercurio, Venus, Tierra y Marte, se formaron a partir de materiales duros que podían resistir el intenso calor de la cercanía con el sol.

    Posteriormente gigantes gaseosos como Saturno, Júpiter y Urano, surgieron de materiales más livianos como el hielo, el líquido y el propio gas, quedándose en la región más fría en torno al sol. Pero una vez más, las observaciones indican que esta forma de sistemas planetarios no es una regla.

    Existen gigantes gaseosos, a los cuales se les ha dado el mote de Júpiter y Neptuno calientes. Los que se mantienen sumamente cerca de su estrella, que además genera la duda de si desde siempre han estado ahí o fueron acercándose con el tiempo.

    Esto además de poner en duda lo que sabemos de la creación del sistema solar, a su vez nos ayuda a comprender escenarios distintos de la distribución planetaria y uno de los posibles finales para nuestro planeta.

    Pues, si los Júpiter y Neptunos calientes se acercaron a su estrella con el tiempo, es probable que hayan existido otros planetas que fueron devorados por dicha estrella. Es decir, pudiera ser que en algún momento los gigantes rocosos sean dragados por el sol.

    La edad oscura del Universo

    La edad oscura del Universo

    Como hemos visto anteriormente, gran parte del universo es un vacío oscuro. Esto es una realidad aceptada pero parece ser que hubo un tiempo en el cual las cosas eran muchísimo más oscuras.

    Este fue un período que comenzó, aproximadamente 300.000 años después del big bang y terminó aproximadamente 500 millones de años después del comienzo del universo, cuando los gases eran tan densos que la luz no era capaz de penetrar o viajar.

    En resumen, el universo era tan oscuro como es posible ser en todas partes y luego tan repentinamente ese dejó de ser el caso. De repente el universo se reionizó y lentamente los gases comenzaron a juntarse en estructuras que podemos reconocer ahora, pero ¿por qué? y ¿cómo?. Los científicos no lo saben.

    Es seguro que ocurrió, pues de otro modo no estaríamos aquí y aún quedan vestigios de esa era oscura en zonas con gases muy densos. Pero ¿cuál fue el factor para que esta época terminará?, es un completo misterio.

    Todo lo que sabemos en este mundo, es que aproximadamente 500 millones de años después del big bang algo, metafóricamente, sacudió el universo opaco y neutral y los gases y el polvo comenzaron a asentarse en estructuras específicas que conducirían a estrellas, planetas, galaxias, cúmulos y todo lo demás que hemos podido identificar.

    ¿Qué había antes del Big Bang?

    ¿Qué había antes del Big Bang?

    Sabemos que el universo inició gracias al ‘big bang’. Es un conocimiento sumamente básico que todos poseemos pero la curiosidad del ser humano nos lleva a hacer una pregunta que todavía enloquece a los expertos.

    ¿Qué había antes del big bang? ¿Cómo era el universo antes del todo?

    Claramente si algo podía explotar es porque algo estaba allí pero ¿que era? ¿cómo se comportaba? y ¿cómo creaba una explosión tan enorme que el universo conocido todavía siente los efectos miles de millones de años después?

    Antes se solía pensar que el universo era atemporal, que siempre ha estado ahí y que continuaría existiendo hasta el infinito. La nueva evidencia indica que definitivamente todo empezó desde un punto determinado, es decir el big bang.

    Aún no sabemos qué fue lo que lo originó. Realmente se sabe que había materia súper densa y caliente pero no es posible adivinar si ésta existía en un tramo pequeño o amplio del espacio

    Una idea es que el big bang no es más que un evento cíclico, que nuestro universo se inició a partir de la muerte agónica de otro y una idea mucho más compleja y que no deja a nadie conforme. Es que, sencillamente no había nada y que la explosión surgió fortuitamente.

    Aunque para el difunto Stephen Hawking, no era realmente importante resolver esta incógnita, la cual incluso catalogó de irrelevante, aún así no deja de ser una duda que desquicia hasta el más sabio.

    Al final, el universo nos presenta un sinfín de cuestionamientos a los que probablemente no podamos dar respuestas pero que intentar comprenderlos nos hace apreciar la magnificencia de todo lo que existe.

    Publicado por

    Pablo Ramos
    Pablo Ramos
    Fanático de los tops de curiosidades.

    Mas Vistas

    Artículos Relacionados