More

    10 Ladrones más brillantes de la historia

    Frank W. Abagnale Jr.

    Frank W. Abagnale Jr.

    Considerado por muchos como uno de los criminales más inteligentes del siglo 20, este ladrón, estafador y mentiroso de oficio, sirvió de inspiración para la exitosa película «Atrápame si puedes» protagonizada por Leonardo Dicaprio.

    Su carrera criminal comenzó a muy temprana edad, robando miles de dólares a su propio padre a través de un sencillo pero cuidadoso fraude con tarjeta de crédito. Después de un tiempo se pasó a la falsificación de cheques, lo que le dejó una buena suma de dinero.

    A lo largo de su vida, Abagnale, se hizo pasar por piloto civil, por médico, por profesor y por abogado antes de ser apresado y condenado a 12 años de prisión de los cuales pagó sólo la mitad.

    En la actualidad, este sujeto se mantiene del lado correcto de la ley y sirve como consultor de la justicia en casos de fraudes bancarios como experto en el tema.

    Túnel del Banco Central

    Túnel del Banco Central

    Sin duda alguna este es uno de los robos más perfectamente planeados del mundo. Tanto que aún hoy, no se ha logrado recuperar el 80% del botín.

    Sucedió en Fortaleza en Brasil, el 6 de agosto del 2005, cuando un grupo de ladrones accedió a la bóveda del Banco Central logrando llevarse cerca de 70 millones de dólares. Para lograrlo el equipo de ladrones cabo durante tres meses desde una locación cercana pasando calles, bases de edificaciones y la sólida pared de muro de la bóveda.

    Las autoridades estimaron que el grupo debió contar con apoyo interno. Sin embargo, no se pudo comprobar por lo que la línea de investigación no prosperó.

    Al final sólo un par de delincuentes fueron detenidos, algunos fueron asesinados en circunstancias extrañas y los demás lograron desaparecer con el grueso del botín.

    Unabomber

    Unabomber

    Para muchos el nombre de Theodore Kaczynski puede no ser nada familiar, sin embargo, su alias Unabomber seguramente generará escalofríos; principalmente a cualquier estadounidense.

    Durante al menos dos décadas, este sujeto fue un blanco prioritario para el FBI, siendo uno de los delincuentes mas escurridizos a los que se ha enfrentado esta organización.

    Unabomber fue responsable de la colocación de al menos media docena de artefactos explosivos construidos, de forma tal, que fuese imposible descubrir su procedencia. Lo peor, es que estas bombas no tenían un blanco determinado. Este sujeto las colocaba con el fin de acabar con la vida de cualquier desafortunado que se cruzara en su camino.

    Al final de su carrera delictiva, no fueron las autoridades quienes dieron con él. De hecho, fue él mismo quién publicó una carta a fin de que alguien pudiera reconocerlo.

    Leonardo Notarbartolo

    Leonardo Notarbartolo

    Este sujeto fue considerado durante mucho tiempo el maestro de los robos a joyerías, siendo el protagonista principal del robo del centro de diamantes de Amberes. Este robo es sin duda alguna el mayor en la historia de cualquier joyería a nivel mundial, ya que Notarbartolo y sus cómplices lograron huir con un botín superior a los 100 millones de dólares.

    Para conseguir este botín, los ladrones tuvieron que pasar al menos 10 medidas de seguridad. Algo que lograron después de dos años de planificación en los que alquilaron una oficina al lado de la joyería.

    Se creó fama como comerciante de diamantes y reclutó los técnicos necesarios para vencer la seguridad. Lo mas sorprendente, es que aunque los ladrones fueron capturados, todo lo que se llevaron jamás fue recuperado.

    Pantera Rosa

    Pantera Rosa

    Esta organización internacional dedicada al robo de joyas ha sido señalada de robar cerca de 500 millones de dólares en oro y joyas, en poco más de 350 robos, en nada más y nada menos que 20 países distintos.

    Esta banda fue nombrada así por la prensa, después de notar semejanzas entre su actuación y la de Peter Sellers en la serie la pantera rosa y sus crímenes. Además de audaces fueron considerados por muchos como glamurosos.

    Al final, se descubrió que la banda estaba conformada por cuatro sujetos de Europa Central. Sin embargo, hasta ahora, sólo uno de ellos ha podido ser capturado.

    Víctor Lustig

    Víctor Lustig

    Conocido popularmente como el hombre que vendió la Torre Eiffel dos veces, Lustig forjó su carrera como estafador a pulso, vendiendo artefactos engañosos a incautos. Uno de los mayores fraudes era la supuesta máquina que fabricaba billetes.

    Se trataba de una pequeña caja mecanizada, a la que este sujeto dotaba de tres billetes de 100 dólares auténticos. El la mostraba a sus víctimas potenciales, explicando que la máquina producía billetes de a 100 cada seis horas. Por lo general quienes caían en la trampa llegaban a pagar 30 mil dólares por esta máquina que durante 12 horas generaba billetes pero que luego sólo daba papel en blanco.

    Sin embargo, su jugada más arriesgada fue la de vender como chatarra a la emblemática Torre Eiffel. Algo que le dejó una enorme ganancia y lo puso al mismo tiempo en la mira de las autoridades.

    Al final de sus días, Lustig fue arrestado en los Estados Unidos y sentenciado a 20 años en Alcatraz, donde murió producto de una neumonía.

    Gerald Blanchard

    Gerald Blanchard

    Este sujeto de origen canadiense, ha sido uno de los ladrones de joyas de la realeza más exitosos de todos los tiempos; habiendo obtenido botines difícilmente cuantificables. Sin embargo, ninguno de sus robos fue tan sorprendente como el de la Estrella de la emperatriz Sisí, uno de los adornos de pelo de la Reina Elisabeth de Baviera.

    Para conseguir esta pieza, Blanchard, desactivó la alarma y al propio estilo de cualquier película; burlo a los agentes de seguridad y se las ingenió para sustituir la pieza original por una réplica comprada en la tienda del museo.

    Tiempo después, este sujeto fue apresado en Canadá donde fue acusado de más de 16 cargos por robo. Algo que pudo llevarlo a prisión por más de 160 años, sin embargo, debido a su colaboración en la investigación sólo fue condenado a pasar ocho años en una penitenciaría.

    Dan Cooper

    Dan Cooper

    De todas las historias de robos ninguna es tan sorprendente como la de Dan Cooper. Este sujeto abordó el vuelo 305 de North West Orient, con destino a Seattle en los Estados Unidos. Después de al menos una hora, Cooper le indicó a una azafata que poseía una bomba y que requería de dos equipos paracaídas y 200 mil dólares puestos en el aeropuerto de destino.

    Tras una ardua negociación, las autoridades deciden dar el dinero a cambio de los pasajeros del vuelo, condición que Cooper aceptó sin problema. El piloto aterrizó, se realizó el intercambio y de inmediato el secuestrador dio la orden de despegar de nuevo con rumbo a México.

    Sin embargo, tan sólo dos horas después, Cooper abrió la puerta trasera de la aeronave y saltó al vacío.

    Hasta el día de hoy nada se sabe sobre Cooper, ni sobre el dinero que pidió como rescate. Y es que aunque poco después se dieron a conocer los seriales de los billetes, ninguno fue encontrado jamás.

    Los Gemelos Atracadores

    Los Gemelos Atracadores

    Para muchos estos hermanos gemelos idénticos consiguieron el tan escurridizo crimen perfecto. Este robo fue llevado a cabo en una de las mayores joyerías de Europa, donde un grupo de tres sujetos ingresaron evadiendo prácticamente todas las medidas de seguridad.

    El problema para ellos fue, que tras llevarse cerca de 10 millones de dólares, uno de ellos dejó caer un guante de donde los investigadores lograron obtener una muestra viable de ADN.

    El ADN, pertenecía a unos gemelos y al tener una carga genética idéntica nunca se pudo precisar cuál de ellos fue el culpable. Saliendo libres ambos por ambigüedad en las leyes alemanas.

    Al final nunca se supo a ciencia cierta cuál de los dos hermanos participó en el robo, así como tampoco se supo nada sobre el botín robado.

    Al Capone

    Al Capone

    Sin duda alguna, Capone, es hasta el día de hoy el prototipo perfecto de la Cosa Nostra americana. Una gran organización italoamericana de los años 30, 40 y 50 que se dedicaba a cometer decenas de crímenes.

    Capone mandaba en Chicago, donde controlaba el alcohol ilegal, la prostitución y las apuestas, además del incipiente negocio de las drogas. Este hombre poseía grandes conexiones con políticos y policías, que le permitían cometer asesinatos sin temer a ninguna represalia.

    Su organización fue muy prolifera, especialmente durante la época de la ley seca, tiempo en el que se hizo millonario gracias al negocio del alcohol. Lo curioso de su caso es que aunque la mayoría de sus actos contradecían la ley, nunca logró ser enjuiciado por algún hecho de sangre.

    Sin embargo, fue llevado a prisión por algo tan sencillo como un simple error en su declaración de impuestos. Capone fue sentenciado a 11 años de prisión y tras ser liberado, jamás volvió a Chicago, muriendo en 1947 Miami, Florida.

    Publicado por

    Pablo Ramos
    Pablo Ramos
    Fanático de los tops de curiosidades.

    Mas Vistas

    Artículos Relacionados