7 genocidas más grandes de la historia

Desafortunadamente, el genocidio se ha convertido en parte de la historia de la humanidad. Millones de personas murieron bajo las órdenes de las personas que enumeramos a continuación, sin distinguir edad, género o creencias.

Su maldad es interminable, dejando a toda la sociedad, la familia y el país en ruinas.

Pol Pot

Pol-Pot

Pol Pot fue un genocida que gobernó Camboya entre los años 1963 a 1981 acompañado de los Jemeres Rojos, que era un ejército conformado por rebeldes. A lo largo de los años en los que gobernó, Pol Pot, inundó a la sociedad y la convirtió en uno de los regímenes más locos de la historia.

Pot fue el responsable de terminar con la vida de 1.700.000 personas, lo que representaba una cuarta parte de la población del país. Las víctimas mortales incluían hombres, mujeres, niños y ancianos.

También obligó a más de 2 millones de personas a dejar las fábricas y oficinas para trabajar en el campo. Con este fin, trató de hacer desaparecer el capitalismo y devolver a la gente a sus raíces.

Ordenó al ejército Jemeres Rojos que destruyera y quemara todos los coches para que los burros y los caballos en las carretillas pudieran convertirse en medios de transporte oficiales en el país. Además del automóvil, también se les ordenó prender fuego todos los laboratorio y destruir todas las drogas. Pot creía que las únicas personas con una cura conocida para las enfermedades eran los campesinos..

Otros hechos lamentables que cometió Pol Pot fueron las ejecuciones masivas. También trató de borrar cualquier rastro de la clase intelectual. Al punto de que podrían condenarte por el simple hecho de usar anteojos o hablar un segundo idioma.

Ismail Enver Pasha

Ismail-Enver-Pasha

Ismail Enver Pasha fue el responsable del genocidio armenio y uno de los primeros en la historia de la humanidad en usar los campos de concentración.

Ismail jugó un papel clave durante la Primera Guerra Mundial. En su carrera militar se convirtió rápidamente en el líder de la Revolución Juvenil Turca y fue ascendiendo hasta convertirse en el hombre más poderoso del Imperio Otomano.

Reinó entre los años 1903 a 1919. En este período de tiempo, fue responsable del arresto y ejecución de todos los inmigrantes armenios o del Imperio Otomano.

Poco después, implementó un plan impactante, que incluía eliminar a todos los habitantes de Armenia que viven en todo el mundo. Afortunadamente, su plan no se pudo ejecutar, pero esto no impidió que cerca de 3 millones de personas murieran en este intento, destruyendo miles de familias.

Ismail Enver Pasha murió a la edad de 40 años y fue uno de los más grandes racistas de la historia. Además, fue responsable de uno de los genocidios más aterradores del siglo XX.

Hideki Tōjō

Hideki-tojo

Este gobernante ha masacrado a más de 1 millón de chinos en solo tres años en el poder, innumerables crímenes de guerra y otros incidentes terroristas en el siglo 20. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los poderosos aliados de Alemania.

También fue acusado de matar más vidas que las dos bombas nucleares que su país recibió de Estados Unidos. Incluso se le considera el principal responsable de las severas medidas tomadas contra su país de origen.

Finalmente, después de una serie de derrotas en 1942 y 1943, Tōjō renunció a todos los cargos en 1944.

Al final de la guerra, Tōjō intentó suicidarse, pero finalmente fue arrestado y condenado a muerte por las nuevas autoridades estadounidenses. Fue condenado a muerte por el tribunal por crímenes de guerra japoneses y ahorcado el 23 de diciembre de 1948.

Leopoldo II

Leopoldo-II

El monarca belga es considerado uno de los peores genocidas del siglo 19. No solo mató a su propio pueblo, sino que también acabó con todo el pueblo congoleño debido a sus recursos naturales. Durante sus décadas en el poder, fue responsable de acabar con más de 15 millones de vidas.

Destruyó innumerables pueblos llenos de casas, y trató a todos los residentes del Congo peor que al ganado.

Estableció bases militares e industrias, usó a los residentes como esclavos y trabajaron hasta la muerte. También impuso amputaciones como castigo para quienes no quisieran cooperar (incluidas las mujeres).

Leopoldo II finalmente dejó este mundo y no recibió ningún castigo por sus atroces crímenes.

Adolf Hitler

Adolf-Hitler

No hay duda de que entre todos los racistas, Hitler fue el que más atención recibió. Es fácil de pensar que fue el peor de todos pero esto no fue así. A él se le dedicaron películas, libros, series y videojuegos, aumentando así su popularidad.

Hitler provocó 17 millones de muertos entre el campo de concentración y la masacre. Incluso fue responsable de instigar una guerra que mató a 60 millones de personas.

Debido a los planes de desaparición y exterminio general de judíos, gitanos, negros, morenos y otras razas, la gente vivía con miedo a la Gestapo en la SS. Durante su administración también desaparecieron los disidentes políticos.

El führer como era conocido siempre tuvo en su mente la conquista del mundo entero.

Joseph Stalin

Joseph-Stalin

El genocida Joseph Stalin tomó algunas ideas de su enemigo Hitler y las perfeccionó. Donde hubo campos de concentración, Stalin los convirtió en los famosos Gulags, que eran una versión soviética de los centros de masacre.

Joseph Stalin no toleraba la disidencia y no tenía ninguna crítica personal. Esto asustó incluso a sus propios generales. Joseph Stalin fue quizás el mayor totalitario de la historia y trataba a las personas como si fueran máquinas que tenían que obedecerlo ciegamente en todo.

Fue el artífice de la etapa más oscura del régimen soviético. Durante su reinado, las personas fueron tan subestimadas que fueron tratadas como idiotas. Si Stalin o su terrible máquina de propaganda decían lo contrario a la realidad abrumadora y animal. No solo estabas obligado a repetirlo, sino que también debías realizar una actuación patética de complacencia y mansedumbre.

Su régimen acabó con más de 20 millones de compatriotas en el país, aunque algunos dicen que hay más.

Quienes se encontraban en la vereda contraria de Stalin, eran tratados con crueldad al igual que sus familias. El terror, la pobreza, el hambre y el sufrimiento eran su lema.

Mao Zedong

Mao-Zedong

¿Cómo podrían los líderes absolutos de las dos grandes naciones del mundo no trabajar juntos? Hoy en día, algunos comunistas nostálgicos se hacen esa pregunta. Es que a pesar de que en general utilizaron el mismo sistema económico e ideológico, Stalin no se llevaba bien con esta persona.

Mao Zedong fue el responsable de la cruel masacre que terminó con más vidas que las ocurrieron juntas durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Aunque pueda ser complicado de entender, la libertad de creencias, pensamientos, ideología, la política y la desobediencia al partido, eran condenadas con la muerte.

Mao Zedong ayudó a deshacerse de la antigua China imperialista y estableció un nuevo imperio a base del terror. Durante treinta años, este genocida sumergió a su país en el sufrimiento, al atraso, masacres en masa, etc.

Articulos relacionados